Guía para la protección de negocios de hostelería de Facyre y Mapfre

Restaurantes, cafeterías y bares son la modalidad de comercio que más se asegura en España, con más de 376.098 establecimientos con algún tipo de protección para su actividad, generalmente un seguro de multirriesgos. Pero hay otro tipo de riesgos que también pueden hacer peligrar la continuidad del negocio y que son menos conocidos, como la protección frente a la pérdida de ingresos por paralización de la actividad.

Para aumentar la protección de estos establecimientos, la Federación de Cocineros y Reposteros de España (Facyre) y la Fundación MAPFRE han elaborado una Guía para la protección de Restaurantes, Bares y Cafeterías, donde se explican los tipos de riesgos a los que se enfrenan habitualmente los negocios de hostelería.

Mario Sandoval y Pedro Larumbe, presidente y vicepresidente de FACYRE, respectivamente, que han participado en el acto, han puesto el foco en la importancia de la protección integral del negocio que, con frecuencia, es la fuente principal de ingresos de sus propietarios, especialmente en los establecimientos más pequeños. “La supervivencia del establecimiento tiene que estar garantizada. Son negocios que requieren una fuerte inversión inicial y un tiempo prolongado para recuperarse de la misma”, ha destacado el presidente de FACYRE.

En la presentación ha intervenido también Raul Costilla, director general adjunto comercial y de innovación de MAPFRE España, entidad que actualmente asegura a uno de cada cinco establecimientos hosteleros en España. Costilla ha señalado, que en base a su experiencia, es importante hacer un mapa de riesgos completo, que incluya todos los aspectos y responsabilidades del negocio. “El año pasado atendimos más de 30.000 siniestros de nuestros clientes debido a incendios, daños por agua y rotura de cristales fundamentalmente”, ha indicado. Además ha hecho referencia, además, la cobertura de responsabilidad civil, “en muchos caso desconocida, pero imprescindible” y ha hecho alusión a que “a pesar de que son menos frecuentes, una demanda por responsabilidad civil frente a un cliente o situaciones como tener el negocio cerrado tras un incendio, pueden suponer el cierre de un negocio si no se cuenta con la protección aseguradora adecuada”.

Facyre y Fundación MAPFRE trabajan desde hace casi dos años en acciones conjuntas de prevención. La campaña SOS Respira, en la que participan ya más de 5.000 restaurantes, es un buen ejemplo. Dicha iniciativa informa acerca de las pautas de actuación en caso atragantamiento y contribuye a que los locales de hostelería y restauración sean más seguros frente a este tipo de accidentes.

En esta línea, Mario Sandoval y Pedro Larumbe han destacado la importancia de la formación e información a los trabajadores, especialmente a la hora de evitar atragantamientos, que en 2016 causaron la muerte de 1.400 españoles. También se han referido al hecho de mantener el orden y la seguridad en las instalaciones (maquinaria, extintores y alarmas, entre otros) como el primer paso para evitar un riesgo.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.