SSP Spain: “Renovarse o morir”

Blanca Ripoll, directora general de SSP Spain.

El mercado de restauración en España es uno de los más valorados y competitivos. Después de varios años de crisis y caída del consumo, la hostelería hace ya tiempo que empezó una lenta pero segura recuperación.

Blanca Ripoll, directora general de SSP Spain

Los datos más recientes publicados en diversos medios confirman los resultados positivos que se han ido dando durante los últimos tres años, incluido las expectativas de cierre para 2018. Sin embargo, aún estamos lejos de acercarnos a los niveles alcanzados antes de la crisis, ya que sólo hemos recuperado una parte del volumen que teníamos en 2007.  Esto supone una gran oportunidad de negocio, que se han de repartir entre los actuales y los nuevos agentes del mercado.

Este contexto, nos lleva a reflexionar sobre las tendencias que están en la calle desde hace algún tiempo. Y es que la recuperación de un sector no sólo puede explicarse solo por  su crecimiento, sino también por su capacidad de cambio y adaptación. El lema es ‘renovarse o morir’. Los últimos años han sido un reto para el mercado, que ha tratado de reinventarse a través de:

Crecimiento de la restauración organizada. Este segmento ha sido y es el que está experimentando en los últimos años un mayor crecimiento acumulado en ventas tráfico muy por encima de la media del sector. A día de hoy alcanza cerca del 25% del tráfico total generado en restauración y su éxito se debe a que se trata de un segmento muy profesionalizado y con mayor disponibilidad de recursos.

Muchos más puntos de ventas. Pero no de cualquier tipo, hablamos del tipo de locales a los que ahora llaman de “restauración singular”. Locales gestionados por empresas, en su mayoría nacionales, que han sabido tomar muy bien el pulso de la calle, ofreciendo conceptos muy diferentes e innovadores, de ambiente cuidado, servicio impecable, ofreciendo buena comida y en las mejores ubicaciones.

Orientación hacia la experiencia del consumidor. Hace tiempo que dejamos atrás la crisis y en este sentido el consumidor ha cambiado su motivación; vivir una experiencia se convierte en el principal motivo de consumo fuera del hogar y son las empresas orientadas a la consecución de este objetivo las que se llevan el gato al agua.

Las nuevas tecnologías, y lo online está cada vez más y más presente en todos los procesos. La elección del restaurante según sus reseñas en internet, las reservas de mesas on-line, disfrutar de tu restaurante preferido sin salir de casa gracias al desarrollo del delivery, la posibilidad de hablar y/o criticar la experiencia en un local cuando ya has salido de él gracias a las redes sociales, en definitiva, el desarrollo del mundo digital ha provocado un cambio significativo en el comportamiento de consumo de los usuarios.

Los datos y tendencias sucedidos en el sector, son extrapolables al segmento de la restauración al viajero, que también ha experimentado varios años de crecimiento impulsado por el incremento del tráfico de viajeros, aumento del consumo, el crecimiento del gasto de los turistas y en general por la renovación y expansión de la oferta, en marcas y número de establecimientos.