Cómo mantener llenas las mesas de un restaurante

Los propietarios de los miles de restaurantes y bares que existen en España se plantean todos los días el interrogante de qué hay que hacer para que un local triunfe.

En un ecosistema con tanta competencia y donde las nuevas tecnologías han cambiado por completo el modelo de negocio, es fundamental adaptarse a los cambios, conocer las nuevas necesidades de los comensales y poner el foco en la gestión del restaurante. Por ello, OpenTable, plataforma especializada en reservas online de restaurantes, ofrece ocho claves para que un restaurante consiga tener sus mesas llenas.

Que sea único. Cada restaurante debe buscar su lugar en el sector, es decir, debe crear un concepto y un mensaje propio. Su carta, su localización, su decoración, sus empleados y el tipo de comensales que quiere atraer transmiten un mensaje al exterior. Todos estos factores y públicos deben estar en concordancia con su identidad o marca.

Las nuevas tecnologías, aliadas del negocio. Una sólida combinación de página web y perfiles en redes sociales como Instagram o Facebook ayudará a consolidar la identidad y presencia digital del negocio. Además, son las herramientas perfectas para difundir su mensaje y acercarlo a clientes actuales y potenciales.

Ya no hay fronteras. Se debe intentar llegar a todos los potenciales comensales. Para esto, hay que pensar más allá de los tradicionales canales de publicidad y ponerse directamente delante del cliente que busca una experiencia para establecer una relación con él y saber qué está buscando. Esto es posible al formar parte de plataformas como OpenTable, que sitúan al restaurante frente a comensales de todo el mundo, una audiencia a la que sería muy difícil y costoso para un negocio llegar por sí mismo.

No olvidar la gestión del negocio. Un restaurante siempre será una empresa y como tal, la gestión es un pilar básico. Apps actuales, como la de OpenTable para los propietarios de restaurantes usuarios de sus productos ‘GuestCenter y ‘Connect’, permiten no perder detalle de cada reserva, tener bases de datos de clientes y recibir información en tiempo real del negocio estando incluso lejos de él.

Perder el miedo a las opiniones. Construir una buena reputación digital es esencial, por lo que es mejor pedir proactivamente a los clientes que compartan sus comentarios sobre el restaurante. La clave está en estar atento a dichas opiniones y gestionarlas correctamente.

Leer entre cifras. Analizar las métricas ayuda a tomar mejores decisiones para el restaurante. Número y frecuencia de reservas, qué número de comensales por reserva es el más común, popularidad de las ofertas, qué platos se piden más, qué día y en qué momentos el restaurante tiene más picos, etc. Este tipo de datos son cada vez más fáciles de conseguir gracias a las nuevas tecnologías digitales, como el servicio Business Intelligence Suite que ofrece OpenTable a los restauradores.

Construir y cuidar la relación con los clientes. No sólo hay que atraer nuevos comensales, sino que es igual de importante crear lealtad entre los habituales y brindarles siempre una experiencia de calidad para que sigan volviendo.

Mantener la actitud del `constante emprendedor´. No porque algo funcione, seguirá haciéndolo siempre. El cambio es necesario para tener éxito, por lo que hay que evolucionar constantemente, mejorando el menú, el servicio y el espacio.