Malestar entre los franquiciados de McDonald’s en EE UU

Una encuesta elaborada por Kalinowsky Equity Research entre 1.154 franquiciados de McDonald’s en Estados Unidos revela un alto grado de insatisfacción por la creciente complejidad del menú de la cadena.

Según publica Nation’s Restaurant News, las principales fuentes de malestar causadas por los cambios de la oferta del menú son económicas y operativas. En este sentido, los franquiciados consideran que McDonald’s está lanzando iniciativas demasiado caras que no siempre se ven amortizadas.

Aunque el informe de Kalinowsky no especifica qué iniciativas de la cadena están lastrando las ventas, sí menciona dificultades provocadas por el plan de remodelación de la compañía, que se ha marcado como prioridad la modernización de sus restaurantes.

Los planes de la cadena pasaban por finalizar 2018 con la nueva imagen de la cadena implantada en 7.000 de sus restaurantes de Estados Unidos, incluyendo entre otras mejoras, mobiliario modernizado, kioskos de pedido, instalaciones de drive-thrus mejoradas, mostradores de recogida para Uber-Eats, tomas de corriente para cargadores de dispositivos móviles.

Los costes de las reformas de los locales, algunos de los cuales han tenido que rehacerse desde los cimientos o cerrar durante los trabajos, oscilaban entre los 160.000 y los 750.000 dólares, según ha reconocido la propia compañía.

Ante las crecientes dificultades y las quejas de los franquiciados la compañía modificó los calendarios de cumplimiento de su plan de remodelación el pasado otoño, ampliando el plazo dado a sus socios de 2020 hasta 2022. Sin embargo, los franquiciados que opten por alargar el periodo de reformas contarán con menos apoyo financiero por parte de la cadena.

En el apartado de los menús, la consulta a los franquiciados sí ofrece más detalles. Así, los menús de 1, 2 y 3 dólares, sometidos a constantes rotaciones estresan a los trabajadores y afectan a la velocidad del servicio, ya que constantemente deben recibir formación sobre los nuevos productos.

Asimismo, a lo largo de 2018, McDonald’s apostó por introducir en su carta ofertas y combos de mayor valor, además de otras innovaciones en los menús para mejorar la percepción del consumidor respecto a su comida. De hecho, la cadena ha probado nuevos platos de pollo hechos al gusto del cliente y sándwiches en los menús desayuno en 160 restaurantes del estado de Washington.

Estas novedades, que seguirán incorporándose a las cartas en 2019, han derivado según la encuesta a en una nueva dificultad para los franquiciados, la de la retención de un personal bajo de moral ante la progresiva complicación del trabajo.