Fratelli Figurato, nuevas masas para la pizza napolitana

Dos hermanos italianos, Riccardo y Vittorio Figurato abren en el centro de Madrid una pequeña pizzería para popularizar la tradicional pizza napolitana con una formulación modernizada.

J. Mesa

Los hermanos Vittorio y Riccardo Figurato en su local. Foto: © Javier Mesa / Restauración News

Los hermanos Vittorio y Riccardo Figurato en su local. Foto: © Javier Mesa / Restauración News

En el céntrico barrio de Chamberí dos hermanos procedentes de Nápoles y del sector del marketing, los hermanos Figurato, abrieron en diciembre pasado un pequeño local para mostrar a los madrileños otra forma de comer pizza napolitana de calidad, digestiva y a precios populares. Fratelli Figurato, que así se llama el local, ha logrado atraer desde su ubicación en las inmediaciones de la popular calle Ponzano a un público fiel que les ha obligado a establecer turnos de comida, algo con lo que los emprendedores no contaban.

Mientras el pizzaiolo Riccardo se afana en el horno de piedra del local, Vittorio nos explica el sencillo modelo de su negocio. “Nuestra idea era ofrecer la verdadera pizza napolitana, con su base popular pero aplicando innovaciones sobre todo en las masas”. Así, el proceso de elaboración comienza con una cuidada selección de ingredientes, con especial atención a las harinas que importan desde Italia y que permiten al cliente elegir entre tres bases: la tradicional, la integral y la de cinco cereales. “La masa la dejamos fermentar  mucho más que en otros restaurantes, con al menos 36 horas, lo que les da una ligereza especial ya que cuando las metemos al horno, solamente con la salsa de tomate, la mozarella y otros básicos, el proceso de fermentación ya ha terminado y resultan más digestivas. Y solo al terminar de cocinar la pizza añadimos los ingredientes de mayor calidad para que no se deterioren”, añade Vittorio. Estos ingredientes, aclaran, no tienen por qué ser de Italia, ya que apuestan por los productos de calidad que les ofrece la despensa española siempre que no se trate de especialidades típicamente transalpinas.

Especialidades de Fratelli Figurato.

Especialidades de Fratelli Figurato.

La segunda gran diferencia de esta pizzería respecto a otros locales radica en la importancia que le dan al vino como inusual bebida de acompañamiento a la pizza. “Nuestro tío Constantino, que es somelier, nos asesora desde Italia y nos busca vinos para acompañar cada una de las pizzas que inventamos de zonas poco conocidas aquí como Valpolicella, Inferno o Fiano”.

Con su propuesta clara, la carta de Fratelli Figurato se compone de doce pizzas divididas en tres categorías. Las Tradicionales (margherita, capricciosa y diávola), Frescas para los amantes de la vertiente healthy y las No convencionales, donde Riccardo da rienda suelta a su imaginación: Mortadella y pistachos, con crema de ricotta y pesto, lonchas finas de mortadella de Bologna y trocitos de pistachos tostados; Rock n Roll con mozarella, panceta, aceite de pesto y pimienta negra; o Calabaza y panceta, con crema de calabaza asada, provola, panceta crujiente y trocitos de nueces. Todas sus especialidades, que van cambiando de forma estacional, pueden disfrutarse en un radio de tres  kilómetros a la redonda gracias a un servicio de delivery propio para el que cuentan con unas cajas traídas de Italia con el interior revestido de aluminio que conserva más tiempo la temperatura de las pizzas.

Como únicos entrantes para esperar la llegada de las verdaderas protagonistas, los hermanos ofrecen los piccolinos a modo de pequeños bocados de procedencia italiana como los tomates secos, la ‘nduja de Calabria o finocchiona de Toscana. Y para terminar, unos pocos postres artesanos como el cannolo siciliano o el clásico tiramisú.

Uno de los dos comedores de Fratelli Figurato.

Uno de los dos comedores de Fratelli Figurato.