Comercial CBG amplia instalaciones en su central y en Málaga

Comercial CBG abrió sus puertas a todos sus trabajadores y colaboradores en su central de Ripoll con la finalidad de mostrar sobre plano la próxima ampliación. Este evento informal, sirvió para reunir a todo el equipo de CBG y a sus familias, que pasaron un día lúdico-festivo en las instalaciones de la compañía.

La empresa de importación y distribución de productos italianos amplió su espacio logístico hace ahora seis años, pero ha crecido considerablemente en número de trabajadores y en número de productos y requiere de una nueva ampliación. Prevé utilizar el terreno anexo a la nave actual, de 500 metros cuadrados, para hacer una cámara de congelación con una capacidad de unos 5.000 metros cúbicos.

Además, en el mes de julio, CBG inauguró una sede de mayores dimensiones en Málaga de amplias dimensiones, la sexta contando las de Ripoll, Madrid, Valencia, Canarias y Baleares. En el resto del territorio español su venta se coordina mediante una extensa red de 30 distribuidores repartidos por todas las provincias españolas. La nueva nave de CBG Málaga está ubicada en el polígono Las Huertecillas, en la calle Generación 52, muy cerca del aeropuerto de Málaga.

El cliente mayoritario de CBG es del sector de la hostelería, que representa un 75% de su facturación. Además, también proveen a cadenas de foodservice, a grandes cadenas alimentarias, a la gran distribución organizada y a tiendas especializadas en productos gastronómicos. CBG ha seguido desde sus inicios una tendencia ascendente, 32 años de crecimiento que la llevaron a facturar en 2017, 22,1 millones de euros.