BrasayLeña presenta su club de fidelización Do Brasas

El plan de fidelización de BrasayLeña se llama Club Do Brasas.

El plan de fidelización de BrasayLeña se llama Club Do Brasas.

La cadena de churrasquerías BrasayLeña presenta su Club do Brasas, una herramienta cuyo objetivo es incrementar el índice de fidelización de sus clientes y las ventas del a medio y largo plazo.

Para ello, el departamento de Marketing de la compañía ha desarrollado una labor de reconocimiento de público objetivo, así como una ampliación de estrategias que abarquen más consumidores potenciales, en base a las nuevas tendencias.

Emilio Lefort, director de Marketing del grupo de restauración, asegura que el Club do Brasas va a permitir “entender y conocer mejor al cliente mediante un diálogo ‘one-to-one’, personalizado y permanente”. Estableciendo este vínculo la compañía prevé potenciar la comunicación con la marca de aquellos perfiles más dinámicos y activar a aquellos menos participativos.

Todas estas acciones suman valor a la empresa y estrechan su relación con el consumidor, de manera que se reducen las probabilidades de abandono de este en momentos en los que la competencia lleve a cabo fuertes campañas de atracción de clientes.

Además, desde la cadena de restaurantes aseguran que la credibilidad de la empresa es clave para este tipo de acciones, de manera que premiarán la fidelidad de sus clientes con invitaciones a eventos de la marca, viajes y constante información sobre las últimas novedades de sus productos e invitación a las aperturas de locales.

Para pertenecer a este grupo BrasayLeña ha abierto una sección en su página web en la que ofrecen toda la información y la posibilidad de darse de alta rellenando.

BrasayLeña ha invertido desde 2008 en sus restaurantes cerca de 14 millones de euros y actualmente factura 23 millones y da trabajo a más de 500 personas. La compañía cuenta con un Ebitda promedio en sus unidades propias cercano al 19% y la rentabilidad sobre recursos propios es superior al 50% anual. El año pasado vendió en sus restaurantes más de 1 millón de kilos de carne, facturó un 23% más que el ejercicio anterior y atendieron a cerca 1,3 millones de clientes.