BaRRa de Pintxos: “Habrá que estar atento”

Virginia Donado, directora general BaRRa de Pintxos.

Todo concepto en su etapa inicial necesita un buen plan de acción para que el modelo de negocio sea equilibrado, tanto en ventas como en estructura de costes, a la par que sea muy atractivo para el cliente final, nuestro consumidor.

Virginia Donado, directora general de BaRRA de Pintxos

En estos puntos es en los que el equipo humano de BaRRa de Pintxos se ha centrado en estos últimos años y, gracias a esta dedicación, hoy contamos con un concepto que está plenamente preparado para seguir creciendo con éxito. El enfoque inicial en la Comunidad de Madrid para reforzar la marca y también para enfocar los esfuerzos pasará ya en 2019 a abrirse al resto del mapa español, generando de esta manera más oportunidades de negocio.

El mercado de la hostelería es más que interesante, está cambiando cada vez más rápido, la agilidad y capacidad de adaptación por parte de las marcas juega un papel crucial si se quiere jugar con ventaja, en las empresas más pequeñas, como nosotros, esto es una ventaja puesto que la toma de decisiones es rápida. La restauración tradicional está desapareciendo poco a poco por varios motivos. La alta competitividad en precios, donde los precios de compra son críticos para garantizar los márgenes, y la imagen de marca cada vez más cuidada obligan a reinventarse o morir… de ahí que, cada vez más, exista la búsqueda de alternativas para re-acondicionar locales para que formen parte de una marca/cadena y así no quedarse fuera.

Esto una vez más para marcas como BaRRa de Pintxos, con gran capacidad de adaptación a cualquier tipo de local, es una oportunidad de crecimiento y una alternativa para todas aquellas unidades de restauración que están bien ubicadas y quieran darse una segunda oportunidad. Por otro lado, no solo estamos viviendo un cambio en el tipo de negocios, pasando de la restauración no organizada (no en franquicia) y la organizada, sino que además hablamos de un claro giro en la oferta gastronómica, pasando a formar parte importante de nuestras vidas la comida étnica internacional (americana, italiana, mexicana, asiática…). Ahora la comida tradicional -en formato de franquicia organizada- se diferencia claramente del resto y esto es una oportunidad porque es nuestra comida, es nuestra cultura… y ahí está BaRRa de Pintxos para ocupar ese segmento que no desaparecerá, aunque sí que se ha tenido que modernizar para ser un buen player en esta foto del mercado.

Cada vez más la imagen, el entorno y el ambiente en el que se consume es importante. Aún así, no olvidemos que sigue existiendo sensibilidad al precio, aunque no tan fuerte como estos años atrás de crisis donde era el factor determinante a la hora de decidir dónde consumir o disfrutar en compañía de amigos o familia. Ahora, prima el “customer experience”, aunque esto suponga pagar un poco más. Por eso la renovación de los negocios en imagen es crucial en este punto, y luego acompañarlo de buen producto y buen servicio. Luego hay que saber transmitir todo esto en el entorno digital y online, como el delivery, que es donde las marcas se posicionan y donde tienen cada vez más otra línea de ingresos adicionales más que interesante. Esto no es el futuro, esto es el presente.

Estamos viviendo una época en la que, no solo se renuevan las marcas del mercado a las que estamos acostumbrados, sino que están llegando marcas extranjeras que ven en España una oportunidad de crecimiento internacional, y son también éstas últimas las que están aportando aires nuevos tanto de modelos de negocio como de imagen de marca. Gracias a esta competencia, se mejora y se avanza. Habrá que estar atento.