Abre Bang Cook, nuevo espacio de los creadores de Silk & Soya

Los propietarios de Silk & Soya en Alcobendas (Madrid) son los artífices de Bang Cook, un nuevo espacio concebido como “el hermano pequeño y canalla” de ese primer local que viera la luz en 2005.

Bang Cook acaba de abrir sus puertas en el madrileño barrio de Chamberí, con la vocación clara de expansión. De llegar a otros puntos del territorio nacional. Para ello, desde la marca se apuesta por ofrecer lo que ellos mismos definen como “una experiencia premium a precio médium”. Esto es, una cocina rica -sustentada en recetas tradicionales tailandesas revisadas y en originales propuestas de propio cuño-, una cuidada carta de mixología y coctelería y la mejor selección musical, todo ello a precios asequibles con una factura media de 25 € y copas a partir de 8 €.

Distribuido en dos plantas con mesas bajas y una gran barra central con banquetas, el restaurante está decorado con elementos propios del paisaje urbano (verjas, catenarias, tuberías vistas, ladrillo perforado, grafitis y neones) pero, también, con abundante vegetación y algunas piezas de estilo oriental inspiradas en la ornamentación palaciega de Tailandia. Su animado ambiente, en el que reina la diversión, poco dista del que se respira en Khao San Road (la calle más transitada de la capital tailandesa, en la que se entremezcla la música en vivo de los distintos locales) gracias a un servicio joven y dinámico que se mueve al ritmo de covers del mejor deephouse.

En lo gastronómico, Bang Cook se rige por una oferta democrática e informal, con propuestas para todos los gustos muy enfocadas a compartir. En la carta se pueden encontrar platos basados en la Royal Thai (la cocina real tailandesa), así como algunos básicos del street food tailandés versionados, junto con algunas propuestas de fusión y versiones de clásicos de la gastronomía internacional. Completa la carta una fórmula de mediodía, el Monkey Menú, que incluye un minientrante y un principal a elegir entre varios más bebida por 12,50 €.

Para acompañar la comanda Bang Cook cuenta con una breve selección de vinos a precio de distribución más el descorche, con varias cervezas (incluyendo la tailandesa Singha) y una original carta de cócteles de creación propia entre los que sobresalen la Bangcooklada (su variante de la piña con cardamomo y wasabi), el Thai Tonic (gin tonic con aroma de té matcha y mango especiado con pimienta) o el cóctel sin alcohol Phuket Soda, una limonada cítrica con espuma de yuzu y de jengibre perfecta para acompañar la cocina thai.

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.