The Black Turtle, hamburguesa gourmet en ambiente industrial

El último encuentro de trabajo de Restauración News se celebró en tierras levantinas. Dentro del Centro Comercial Heron City, Paterna (Valencia), la revista, junto a un selecto grupo de representantes de empresas proveedoras, se reunía con los portavoces de la cadena The Black Turtle. Una joven y exitosa enseña que hace algo menos de cinco años ponía sus cimientos sobre la base de la hamburguesa.

Ana I. García

 

01 bis

Los encargados de ejercer como anfitriones y revelar a los que asistían al encuentro algo más sobre qué es The Black Turtle, eran sus socios fundadores Francisco Baena y Fernando Serra, así como su responsable de Marketing y Comunicación, Bárbara García. Los tres ahondaron sobre su concepto y respondieron a las preguntas que les plantearon los asistentes durante el coloquio.

La historia de The Black Turtle se remonta a hace cuatro años y medio cuando sus fundadores se planteaban convertirse en emprendedores dentro del mundo de la hostelería. Francisco ya tenía algo de experiencia en el mercado, pero Fernando y Bárbara eran ajenos a él. Se trataba de hacer algo  especial, rompiendo con lo que entonces imperaba en Valencia, copada por locales de estética con predominio del color blanco. Ellos rompían esa tónica creando un local con aspecto industrial, en una zona plagada de su público potencial: los estudiantes. Nacía entonces The Black Turtle que, en la actualidad, cuenta con cinco establecimientos en los que se sirven una media de 180.000 hamburguesas al año.

05Crecimiento sostenido

Porque la base de la carta es la hamburguesa aunque la oferta, sin embargo, ya no se ciñe a ese único producto. Es una carta en la que además, se marca una diferencia, ya que, como explicaba Fran Baena, “nuestro producto es muy diferencial. Lo elaboramos todo nosotros. Antes, por ejemplo, las salsas las comprábamos, pero ahora las hacemos también nosotros. Incluso en el caso de proveedores como Europastry, continuaba el directivo, hemos conseguido que elaboren una receta de pan con una formulación propia, única, para nosotros”.

Ahora, casi cinco años después de aquello, desde The Black Turtle se plantean un crecimiento más obvio que el que se ha llevado a cabo hasta ahora. Un crecimiento que en cualquier caso no debe pasar de más de 15 unidades al año, de cara a seguir cuidando la marca como hasta el momento, pero en el que se apostará tanto por unidades propias, como franquiciadas o incluso de modelos mixtos (franquiciadas, pero con una participación por parte de la matriz).

Pero, de momento, el tamaño actual de la compañía les permite a los integrantes de su equipo directivo ser un poco “hombres orquesta” o, lo que es lo mismo, hacer todos un poco de todo. Todas las decisiones se toman de forma conjunta y, en eso, declaraban los responsables de la marca ser bastante rápidos. Y esa rapidez queda patente, afirmaban, por ejemplo en la gran apuesta realizada por Internet como vehículo de transmisión y las Redes Sociales donde, decía Bárbara García, es sencillo ver el retorno de dicha inversión y medirlo. En principio, continuaba la responsable de Marketing, la gran apuesta se realizó por Facebook, pero en el momento actual, ésta ha cedido terreno a una red más visual como puede ser Instagram. También a la participación en determinados eventos gastronómicos con un foodtruck propio. Todo ello dirigido a un usuario joven en su mayor parte, ya que “a la hora de crear un concepto, la gente joven es más fácil de atraer que la de más edad”, afirmaban los responsables de la enseña.

03En lo que respecta a la relación con los proveedores, desde la firma exponían que ésta ha ido variando con el tiempo. En un primer momento, con un tamaño pequeño, se apostaba por proveedores ‘de barrio’, un aspecto que ahora ha variado, ya que el tamaño de estos proveedores, como el de The Black Turtle ha crecido. “Aún no somos excesivamente grandes, por lo que no trabajamos con plataforma pero sí con grandes partners como pueden ser Europastry o Muñoz Bosch, que puedan solucionarnos ciertos problemas”.

Porque, por ejemplo, antes en cocina podía destinarse cierto espacio a almacenaje de productos, pero ahora al contar la marca con un mayor tamaño, se trabaja con ciertos volúmenes y eso no es posible. ¿Las ventajas? Trabajar con precios más competitivos y un compromiso por parte de ambas partes: ellos y sus partners-proveedores. Siempre teniendo en cuenta que las empresas “las hacen las personas”.

Delivery

Después de la exposición, como sucede en este tipo de convocatorias, se dio paso a un animado coloquio en el que los asistentes manifestaban sus dudas a los representantes de la marca. Uno de los aspectos que se abordó durante el coloquio y que no podía dejarse de lado, fue el del delivery, que desde The Black Turtle se afirmó que “cada vez es más importante para nosotros; cada vez se vende más por ese canal”. Desde la marca se exponía que se trabaja con tres plataformas distintas y que muchas veces no se puede crecer más en ese sentido por las limitaciones de la propia plataforma, limitaciones que el cliente final no ve y que puede achacar al restaurante en lugar de al intermediario.

02

Otro de los temas que se trataron en el coloquio, versó sobre la alimentación saludable y las distintas corrientes o necesidades del usuario actual (intolerancias, veganos…). Desde la enseña se manifestaba que siempre existen opciones para este tipo de público, platos menos calóricos, ensaladas, hummus… aunque, decía Francisco Baena, “por muchos esfuerzos que hacemos, al final el que viene aquí viene a buscar lo que viene a buscar”, bromeaba el directivo haciendo referencia a las hamburguesas.

Un punto relevante que también se discutió en el coloquio fue el tipo de franquiciado con el que la marca le gustaría contar en esta época de desarrollo. Su fundador explicaba que sus puertas están abiertas a inversores de todo tipo, tanto pequeño inversor, como mayores, pero uno que “se enamore de ti. La idea es apostar por alguien que quiera invertir e la marca y no esté excesivamente involucrado en el día a día del local, porque éste es un tipo de negocio que no está orientado al autoempleo”.

Spread the love
  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  
    22
    Shares

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.