Nub, un restaurante en las alturas de Tenerife

Andrea Bernardi y Fernanda Fuentes, chefs de Nub.

Andrea Bernardi y Fernanda Fuentes, chefs de Nub.

El chef italiano Andrea Bernardi y su mano derecha, la chilena Fernanda Fuentes Cárdenas, responsable de la cocina dulce, han abierto en San Cristóbal de La Laguna el restaurante Nub, un local con cinco mesas y capacidad para 16 comensales, donde la cocina actúa de puente entre las gastronomías de sus países de origen.

Su hace referencia a las alturas, ya que Nub se ubica en un primer piso sobre la histórica  pastelería “La Princesa”, fundada en 1927, en una casa de estilo colonial de finales del siglo XIX y siempre acechado por la humedad y las nubes del casco histórico de San Cristóbal de La Laguna (Patrimonio de la Humanidad desde 1999).

En sus platos, además de Italia y Chile, se encuentra muy presente la esencia de la tierra tinerfeña con propuestas como su Infusión de legumbres, bacalao, judión y papa trufa Canaria inspirada en el pueblo mapuche -del sur de Chile-, cuyo profundo respeto a la tierra les lleva a cocinar solo con lo que esta les entrega. Para conseguir esa papa-trufa canaria, sus creadores mezclan técnicas actuales con el método de deshidratación de la papa negra del chuño andino, que consiste en exponerla a un proceso de congelación y desecado continuo, dando lugar una liofilización natural.

Dim sum de cacao amargo, calabaza semipicante, hinojo y mijo.

Dim sum de cacao amargo, calabaza semipicante, hinojo y mijo.

Esta vuelta a los orígenes se muestra también en aperitivos como el Rabanito con chocolate blanco y limón; los Blinis de alcachofa con caballa y yogur o la Oreo de zapallo, queso y lavanda. En platos principales como el Canelón de cigala, acelga y royal o el Canolo de morcilla de cochino negro, merengue, almendra y  limón. Y, por supuesto, en los postres de Fernanda, como el Dim sum de cacao amargo, calabaza semipicante, hinojo y mijo.

Todas estas propuestas se encuentran, además de la carta, en los menús degustación que del restaurante. El más corto incluye 7 platos por un precio de 45€ y el más extenso incluye 9 por 60€; ambos tienen opción a maridaje de una bodega con 260 referencias.

El respeto a lo original en Nub también toca a una decoración que mantiene los suelos, muebles y ventanas de la casa original del inmueble de estilo colonial de 1870. Y en su relación con su entorno, los cocineros mantienen contacto con artistas de la zona y de sus países: sillas, mesas y lámparas son de un diseñador italiano, y la vajilla (compuesta en su mayoría por piezas únicas) es obra del artesano canario Gonzalo Martín, que tiene su taller en La Orotava.

La sala de Nub apenas cuenta con 5 mesas y una decoración de líneas puras y estilo colonial.

La sala de Nub apenas cuenta con 5 mesas y una decoración de líneas puras y estilo colonial.