Cuarto Interior, especialistas en el sector hostelero

Cuarto Interior “nace como una fusión de dos estudios pequeñitos de interiorismo”, explica Fernández. “Compartíamos un mismo espacio y en un momento en el tiempo decidimos unirnos y crear una empresa con más capacidad. Mi socio ahora es el director creativo de Cuarto Interior y yo llevo la parte ejecutiva, la parte técnica. Somos un equipo de unas ocho personas, que puede variar, según el trabajo y llevamos funcionando unos cuantos años con bastante buenos resultados a pesar de todo, porque nacimos en plena crisis”.

Una de las variables que ha hecho posible ese ‘buen funcionamiento, pese a todo’, ha sido la especialización, ya que Cuarto Interior, aunque también se encarga de algún que otro proyecto residencial, es un estudio de arquitectura de interiores especializado en hostelería. Un mundo en el que, según expone su directivo, “hay dos diferencias muy importantes con respecto a residencial: primero, trabajamos de empresa a empresa, es un diálogo diferente que el que mantienes con los particulares. Y luego nos centramos, sobre todo, en hoteles y restaurantes. Y dentro de un hotel caben todas las tipologías. Las habitaciones equivalen a un residencial; un business center pueden ser las oficinas y en restaurantes hay muchos estilos… la especialización es lo que se necesita para que una empresa salga adelante: que esté especializada en un sector muy concreto”.

Un sector muy concreto que ha evolucionado con los años, porque si bien al principio eran los hoteles los que más se prestaban a pertrecharse con un elaborado proyecto de interiorismo, en la actualidad los restaurantes no les van a la zaga.

“La tendencia apunta a no sólo cuidar la gastronomía, sino el espacio y eso no significa necesariamente gastarse mucho dinero porque en la actualidad se economizan mucho las inversiones, se hacen más rentables. Y antes nos quejábamos de que Barcelona nos llevaba ventaja y cada vez le pisamos más el terreno en ese sentido. Hasta el punto de que muchos profesionales de la Ciudad Condal se vienen a trabajar a Madrid. Compañeros nuestros… porque en realidad el motor de la economía en España está en Madrid ahora mismo”.

Diseño global

Desde Cuarto Interior el diseño se plantea de una forma global. No en vano, su campo de trabajo no se ciñe sólo al panorama nacional sino que, hace siete años, la compañía dio el salto a Oriente Medio a través de un programa del ICEX y empezar a trabajar en Abu Dhabi les sirvió para abrir las puertas de otros mercados como Marruecos, Europa, Brasil y posiblemente en breve EEUU. En España, uno de los proyectos más carismáticos de los que se ha hecho cargo la compañía ha sido el del restaurante de La Terraza del Círculo de Bellas Artes.

“Por lo que supone”, explica José Manuel Fernández. “Además del premio (recientemente el proyecto fue galardonado por el semanario Metrópoli), era un proyecto técnicamente complejo, porque hacer una terraza con la normativa que tenemos en Madrid, en un edificio protegido, era muy complicado. Es un proyecto integral en un edificio con interés cultural. Con muchas limitaciones. A pesar de eso se ha realizado un proyecto muy sofisticado en el sentido técnico y se ha resuelto un espacio que llevaba cien años sin usarse nada más que como mirador. A nadie se le había ocurrido hasta ahora montar un restaurante arriba. El éxito ha sido rotundo, aparte de que es un sitio muy especial de Madrid”.

En la actualidad, el estudio trabaja en un proyecto de un hotel de cinco estrellas enclavado en la madrileña zona de Alonso Martínez y aparte “estamos desarrollando la imagen de Steak Burger, un concepto de hamburguesería americana” afirma Fernández. “El proyecto llegó a nosotros con una imagen que no estaba muy definida. Con tres restaurantes.

Y nosotros le hemos dado forma al diseño de expansión de la marca; pretendemos que se pueda exportar a los 30-40 restaurantes que abran. En este tipo de negocios hay que pensar cada elemento que entra en juego, porque si metes la pata no la metes una vez, la metes treinta veces… con lo cual es muy importante. Y es muy interesante trabajar en cadenas de restaurantes porque son buenas oportunidades de negocio y luego los resultados se ven más, hay más escaparate”.

Acogedor y versátil

A la hora de hablar de las tendencias actuales en cuanto a diseño de espacios destinados a hostelería, Fernández lo tiene claro: “Ahora hay una tendencia a diseño de espacios muy sencillos, muy acogedores, con mucha versatilidad pero que se note cierto aire industrial… Aún se usa. A nosotros nos funciona perfectamente es un diseño absolutamente válido. Mucho más que los minimalismos, que van menos con estos espacios. Además entramos en una sofisticación mayor, con más elaboración, más recubrimientos… pero teniendo en cuenta que los presupuestos ya no son ilimitados y nadie te plantea un negocio con manga ancha. Se tienen que cumplir los planes de negocio y tienen que ser proyectos que funcionen. Al lado de la propuesta de negocio va un presupuesto limitado en el que hay que estrujar bien las ideas”. JAna I. García