Antonio Martín Arjona, director general adjunto de Grupo Abades: “En 25 años no nos hemos metido en nada que no entendiéramos”

Ana I. García

Cuando se habla de un grupo de referencia en hostelería, sobre todo dentro de Andalucía (aunque en la actualidad opere a nivel nacional) como es Abades, pocos lo encuadrarían dentro de la categoría de empresa familiar. Pero así es: una empresa familiar que en la actualidad cuenta no sólo con 25 años de historia como grupo, sino con unas 60 unidades de negocio, más de 82 millones de euros facturados en 2016 y una plantilla de 1.200 empleados.

Antonio Martín Arjona, director general adjunto de Grupo Abades.

Antonio Martín Arjona, director general adjunto de Grupo Abades.

¿Por qué? La trayectoria de la compañía y su crecimiento a lo largo de los años se basa en premisas como la constante evolución, la apuesta por el turismo –hablando del turismo ligado a la calidad-, y la diversificación de negocio, puesto que la firma se encuentra presente hoy en día además de en hoteles y restaurantes, en el segmento del catering, servicios de restauración de aeropuertos y concesiones administrativas en instituciones y empresas, así como áreas de servicio. Sobre todos estos aspectos, Restauración News tuvo la oportunidad de ahondar con Antonio Martín Arjona, director general adjunto de Grupo Abades e Inmaculada Martín Arjona, miembro del consejo de dirección.

“La filosofía no ha cambiado desde que nuestro padres pusieron en marcha el negocio, antes incluso de erigirse en un grupo: se basa en calidad, atención al cliente, y buscar emplazamientos muy selectivos, muy bien ubicados e invertir mucho en el negocio. Nosotros siempre hemos partido de la base  de que éste está por encima de todo, entendiéndose esto como que está por encima de todo desde el punto de vista de la calidad. Porque es lo que te da estabilidad, hace que tu familia y la de tus empleados crezcan y la compañía perdure”, define Antonio Martín.

Cortijo de la Marquesa.

Cortijo de la Marquesa.

En base a esto, los dos directivos afirman que todo debe girar en torno al servicio, a gestionar bien las inversiones, al personal, “cuidar a tu gente”… Quizá la clave del éxito, o por lo menos una de ellas, radique en, como dice Antonio Martín, que “en 25 años no nos hemos metido en nada que no entendiéramos. Hay que ser muy fiel a tu negocio, a tu filosofía, y a respetar las reglas primordiales del juego:  tus empleados, tus compras, y tu gente”.

Esa idea de “cuidar a la gente” aparece en varios puntos del discurso. Y es un aspecto muy relevante del mismo, en tanto que el grupo, en la actualidad está compuesto por unas 1.200 personas, con todo lo que eso conlleva.

“Hoy en día la estructura  es pesada pero necesaria: hay departamento de RRHH, que antes era externo; departamento financiero, compras, auditoría, tenemos agencia de marketing propia dentro de la casa para el diseño del día a día de la empresa,  porque ésta es muy versátil y tocamos muchísimos palos”, comienza Antonio Martín.

“Siempre se intenta hacer promoción interna.  Como empresa familiar, hay gente que ha empezado con nosotros en prácticas y ha terminado siendo director de un hotel, como sucede, por ejemplo, en el hotel de Recogida. Pero tampoco te puedes ceñir a eso: también te tienes que traer a gente de fuera que te enriquezca”, toma la palabra Inmaculada Martín. “Que nos enseñe cosas a todos. Por otra parte, de cara al personal, ofrecemos formación continua, en idiomas, en nuevas técnicas de venta, etc. Son tres pilares que tenemos que ir coordinando: promoción interna, personal que llega de fuera, y formación”.

Inmaculada Martín Arjona, miembro del consejo de dirección de Grupo Abades.

Inmaculada Martín Arjona, miembro del consejo de dirección de Grupo Abades.

Expansión

Como decíamos al principio del texto, en la actualidad, Grupo Abades cuenta con unas 60 unidades de negocio a nivel nacional, aunque el grueso está en Andalucía. Eso plantea el interrogante de cómo se lleva a cabo la expansión de la empresa a lo que Antonio Martín responde:

“Las empresas familiares tenemos muchas ventajas, no hay un consejo que decida las inversiones: nosotros vemos algo interesante, lo analizamos entre los socios, se pone encima de la mesa, y si interesa, adelante y si no se deja. En los últimos tiempos hemos aprovechado entre comillas de esta etapa de crisis, una situación extraña en la que podría decirse que España ha estado en venta y sí hemos sido conscientes de que han salido algunas cosas debido a esta coyuntura”.

Carmen de los Chapiteles, Granada.

Carmen de los Chapiteles, Granada.

“Sabemos que queremos crecer en Áreas de servicio de Andalucía, coger los principales viales que hay como núcleos de comunicación; también queremos crecer en Córdoba, porque es una ciudad muy turística… ideas y una senda de crecimiento hay. Sabemos por donde hay que ir, pero luego el mercado también te sugiere cosas: que surge Ronda, perfecto, porque cumple los  requisitos; que surge Córdoba, también”, añade Inmaculada.

Y lo que también está claro, afirman los dos hermanos, es que de momento dicha expansión continuará siendo a nivel nacional, sin plantearse la salida al extranjero. Es más, añade Antonio: “De hecho hay mucha oportunidad de negocio a la que decimos qe no, porque no está en nuestra ruta o porque son cosas a las que no nos dedicamos”.

Sin embargo, algo a lo que Grupo Abades sí se dedica y que constituye uno de sus puntos fuertes es al catering. Un punto sobre el que Antonio explica que “La cocina central la tenemos en Granada, en el Palacio de Congresos. Y en poco tiempo abrimos una segunda en otra finca. Pero hoy en día donde está el verdadero motor del catering, es en que está muy equipado: hornos, los equipos de refrigeración, mesas calientes, camiones térmicos (…) el catering es una parte muy importante de nuestro negocio. De hecho, este fin de semana se han hecho unos 57 eventos.  Eventos que luego se pueden llegar a conocer internacionalmente porque los organizan las mismas agencias”.

 

Una empresa global

Así pues, Grupo Abades cuenta con presencia en casi cualquier pata de la restauración: hoteles, restaurantes, catering, aeropuertos, concesiones, áreas de servicio… y cuando se les pregunta a los hermanos si hay alguna que todavía se les escape, la respuesta es contundente: no.

“Yo creo que no”, bromea Inmaculada. “Si no, ya estaríamos dentro (risas). No, porque mira, estamos en restauración; en tiendas que complementan las áreas de servicio; aeropuertos y concesiones de empresa”.

“Abarcamos la restauración, catering, eventos… es que es muy difícil que a un cliente le digamos que no a algo, porque además tenemos la suficiente flexibilidad para adaptarnos a casi cualquier presupuesto”, añade Antonio.

Abades Triana, Sevilla.

Abades Triana, Sevilla.

“De hecho, siempre les decimos a los comerciales que nunca se le diga que no a un cliente porque seguro que hay un servicio que se adapta a sus necesidades: que quiere un hotel tranquilo, tenemos Finca la Marquesa; que lo quiere céntrico, tenemos Recogida en el centro de Granada. Si algo no le gusta, no hay que decirles que no, sino preguntarles cuáles son sus necesidades porque probablemente haya un sector o haya un segmento que sí se adapte a ellos”, dice Inmaculada.

Ronda.

Ronda.

 

Llega la tercera generación

En la actualidad, a las filas de Grupo Abades se está incorporando la tercera generación de la familia. A los departamentos de Marketing, Gestión, Estaciones de Servicios …. porque, tal y como explica su director adjunto, “Abades es una marca que va a seguir. Dentro de diez o veinte años, los hermanos estaremos todavía tomando alguna decisión, pero es cierto que la tercera generación tendrá que incorporarse y si no, hay otros modelos de empresas familiares… Pero, hoy por hoy yo diría que Abades va a seguir creciendo y con un ritmo de velocidad superior al sector”, sentencia Antonio Martín.

“Los años de la crisis los hemos soportado porque el grupo tenía pulmón financiero e hicimos un plan de choque. Creo que la crisis nos ha ayudado a gestionar mejor. Ha sido un periodo muy largo y el éxito es haber sobrevivido, porque en cierta manera hemos salido fortalecidos. En ningún año hemos dejado de abrir centros nuevos, a pesar de la crisis. ¿Podría haber salido mejor? Sí. ¿Podríamos no haber salido? También”, Dice Inmaculada.

Suscripción boletín

Formulario de suscripción al boletín diario.